El presidente Alberto Fernández anunció, mediante un mensaje grabado, las nuevas medidas sanitarias y restricciones que se implementarán en el país en el marco de la segunda ola de la pandemia, y tras los encuentros con los gobernadores, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

Alberto explicó que «la situación no se encuentra de ninguna manera resuelta: la situación epidemiológica en el AMBA es crítica y tenemos otras zonas con alta tensión sanitaria», por lo que «necesitamos una reducción de casos más marcada y sostenida».
Whats-App-Image-2021-04-30-at-09-26-01

 

En este sentido el primer mandatario consideró que «debemos continuar con las medidas para garantizar que todos puedan acceder a la atencion sanitaria que necesitan y se merecen», al tiempo que añadió: «el esfuerzo colectivo que estamos haciendo vale la pena. Comprendo cada una de las dificultades económicas, sociales, educativas que plantea esta pandemia, la realidad de las familias de cada zona del país».

El presidente consideró que «debemos hacer un nuevo esfuerzo para bajar la circulación y disminuir los contagios y descomprimir lo más que se pueda el sistema de salud» y anunció que «para el conjunto del país se mantendrán hasta el 21 de mayo las mismas medidas vigentes». «Estamos tomando medidas en base a criterios epidemiológicos y sanitarios, considerando en primer lugar la cantidad de casos en la población, después el aumento de casos o no, y por último el porcentaje de camas ocupadas. En este sentido hay zonas de bajo riesgo, de mediano riesgo o de alto riesgo, y una cuarta zona de alarma epidemiológica sanitaria».

Estos criterios permitirán, a su vez, definir las restricciones en cada región, de manera similar a los criterios implementados en la provincia de Buenos Aires con el sistema de fases, posibilidad que el propio jefe de Gabinete Carlos Bianco había adelantado en la última conferencia con la situación epidemiológica bonaerense.

En las zonas del AMBA y regiones con alarma epidemiológica, «el dictado de clases se realizará exclusivamente a distancia. Sabemos las dificultades que esto plantea para las familias. Pero se trata de una medida necesaria para disminuir la circulación», justificó Alberto.

Alberto insistió en que las decisiones no deben incluir la «especulación política» en el contexto de un año electoral: «Desde que asumí la presidencia he trabajado incansablemente para construir diálogos y consensos, necesitamos que todos y todas trabajemos en unidad. Soy el presidente de cada argentino y cada argentina. Es mi responsabilidad tomar medidas contundentes ante la pandemia. Las medidas que adoptamos son las que se han tomado en todo el mundo. Con el virus es imposible negociar. Tomaré las decisiones que corresponda sin especulaciones políticas».

Además, cerrando su exposición, adelantó el envío de un proyecto de ley al Congreso con el que aseguró estar reivindicando su vocación de diálogo: «En los próximos días enviaré un proyecto de ley para que en función de criterios científicos claros y precisos se me faculte a tomar restricciones y medidas de cuidado ante esta situación excepcional», expresó.