Alberto Fernández presentó en la Casa Rosada el proyecto de ley de Reforma de la Justicia, que unificará y duplicará los juzgados federales y designará un consejo de notables para que asesore al Poder Ejecutivo sobre el funcionamiento del sistema. El mandatario expresó que la iniciativa busca «ordenar mejor la justicia federal».

También dijo que la intención es recuperar la credibilidad del sistema, en crisis, y que «para tener un mejor Estado de Derecho, proponemos consolidar una Justicia independiente, regida por normas de transparencia y procesos con celeridad y eficiencia».

Por otro lado, Fernández remarcó que «el sistema judicial debe apegarse a las normas y abstraerse de cualquier influencia que quiera torcer la imposición de justicia. Hemos visto cómo el influjo del poder político, y también de otros poderes, fue operando sobre la decisión de algunos jueces».

Y recordó que «los últimos cuatro años estuvieron signados por medidas que afectaron las reglas de imparcialidad que deben gobernar la acción judicial en un Estado de Derecho. Se hizo uso de doctrinas que fueron utilizadas para convertir al encarcelamiento preventivo en un sistema de penas anticipadas. De esa manera, el principio de inocencia y de defensa en juicio fueron repetidamente vulnerados».

El proyecto: 

«En primer término, el proyecto crea la Justicia Federal Penal con asiento en esta Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mediante la consolidación de los fueros Criminal y Correccional Federal y Penal Económico», informó. «Cada uno de esos Tribunales actuarán en lo sucesivo con una de las dos secretarías que actualmente tienen. La restante se convertirá en secretaría de 23 nuevos tribunales, que se sumarán para acabar de conformar el fuero», agregó.

«Esta lógica de ampliación del número de juzgados ha tenido muy en cuenta la necesidad de adecuar la labor jurisdiccional a la demanda que deriva de la puesta en marcha del sistema acusatorio que impone el Código Procesal Penal Federal», sostuvo.

«Buscamos superar el hecho de que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados y magistradas, que tienen el poder de decidir en la totalidad de las causas con relevancia institucional y consecuentemente mediáticas», expresó. «Esto ha sido determinante para que este fuero se haya politizado como ha ocurrido», manifestó.

Y remarcó: «Ese nivel de concentración tampoco ha servido para que la administración de justicia se desarrollara de forma adecuada».

Este proyecto, que podría ser enviado al Congreso esta semana, pretende mejorar el fuero federal, fusionando los doce juzgados criminales con los once de penal económico y duplicando su número para dinamizar esta área judicial que se ocupa de los delitos complejos como narcotráfico, trata y corrupción, entre otros.

Habrá un elenco de once juristas, especializados en distintas ramas del Derecho, asesorarán al Presidente en aspectos claves del servicio judicial, como la composición de la Corte Suprema, el funcionamiento del Consejo de la Magistratura o la implementación del sistema acusatorio, entre otros temas.

Los nombres son los de Carlos Alberto Beraldi, Inés Weinberg de Roca, Enrique Bacigalupo, Andrés Gil Domínguez, Gustavo Ferreyra, León Arslanian, Marisa Herrera, Hilda Kogan, Claudia Sbdar, María del Carmen Battaini y Omar Palermo.

Vale destacar que el anuncio del Jefe de Estado fue acompañado de manera presencial por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y los legisladores Ramón, José Luis, Recalde, Mariano
Sbdar, Claudia Siley, Vanesa Álvarez Rodríguez, Cristina Arregue, Carlos Arslanian, Carlos
Battaini, María del Carmen Beraldi, Carlos Alberto Bucca, Eduardo Busnelli, Luis Cullota, Juan Manuel Doñate, Claudio Martín Anabel Fernández Sagasti, Raúl Gustavo Ferreyra, Adriana García Netto, Marcelo Gebhardt, Andrés Gil Domínguez, Marisa Herrera, Elena Highton de Nolasco, Gonzalo Kodelos, Hilda Kogan, Alberto Lugones, Diego Molea, Omar Palermo
Gerónimo Ustarroz, María Fernanda Vázquez, e Inés Weimberg de Roca.

Juntos por el Cambio adelantó su rechazo al proyecto este martes a través de un comunicado que fue firmado por todas las autoridades del espacio.