ACNUR expresa su profunda preocupación por la creciente crisis humanitaria en la región de Tigray, en el norte de Etiopía, desencadenada por los combates entre el Gobierno federal etíope y las fuerzas de Tigray.

El número de refugiados etíopes que han entrado al este de Sudán ha superado las 43.000 personas desde que comenzó la crisis humanitaria en Etiopía a principios de noviembre. Actualmente, cada día, entre 2 mil y 3 mil personas son forzadas a cruzar la frontera para salvar sus vidas. La crisis se debe a los combates entre el Gobierno federal etíope y las fuerzas de Tigray.

Las personas refugiadas relatan que se encontraban haciendo su vida normalmente cuando de repente estalló el conflicto. Maestros, enfermeras, oficinistas, agricultores y estudiantes fueron tomados completamente por sorpresa. Muchos huyeron sin nada, excepto lo que llevaban puesto, teniendo que caminar durante largas horas y cruzar un río para buscar seguridad en Sudán. ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y sus socios han podido entregar y distribuir ayuda de primera necesidad, incluyendo alimentos. Sin embargo, la respuesta humanitaria está sobrecargada y se ve afectada por problemas logísticos, ya que no hay suficiente capacidad de alojamiento para satisfacer las crecientes necesidades.

Actualmente, se está proporcionando alimentación suplementaria y terapéutica a niños y niñas malnutridos, madres embarazadas y lactantes, a la vez que se han identificado a las personas particularmente vulnerables, quienes han sido derivadas a los servicios correspondientes de acuerdo a sus necesidades. Además, se siguen suministrando comidas calientes y se han instalado más puntos de distribución de agua y construido letrinas.

Esta mañana, un avión que transportaba 32 toneladas de ayuda de emergencia del ACNUR aterrizó en Jartum y está previsto que otro puente aéreo salga el lunes con 100 toneladas de artículos de primera necesidad adicionales. En total, el ACNUR planea enviar cuatro puentes aéreos.

La carga enviada hoy incluía 5.000 mantas, 4.500 lámparas solares, 2.900 mosquiteras, 200 láminas de plástico y 200 rollos de plástico. Un segundo puente aéreo transportará 1.275 carpas familiares y 10 depósitos prefabricados. Esta ayuda cubrirá las necesidades de refugio inmediatas de más de 16.000 personas. Los gastos de transporte de ambos vuelos fueron cubiertos generosamente por el Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos.

La Agencia continúa trabajando para alejar a las personas refugiadas de la frontera, a pesar de que la logística y las distancias limitan el número de personas que se pueden trasladar a Um Rakuba, 70 kilómetros al interior de Sudán. Hasta el día de hoy, se reubicaron poco más de 10.000 personas.

ACNUR sigue preocupado por la población civil de Etiopía, incluidos los 100.000 refugiados eritreos que se encuentran en cuatro campamentos en la región, y por los trabajadores humanitarios en Tigray. El organismo se suma a las otras agencias de la ONU para pedir a todas las partes en conflicto que cumplan sus obligaciones internacionales de proteger a la población civil, y reitera su llamamiento para el acceso humanitario libre, seguro y sin obstáculos para que la asistencia humanitaria pueda llegar a las personas que dependen de ella.

Sin acceso humanitario, existe una gran preocupación por la prestación de los servicios más básicos, como el abastecimiento de agua y los suministros de alimentos y medicamentos esenciales para la población refugiadaLa Agencia se hace eco del llamamiento a todas las partes en conflicto para que permitan la circulación libre y segura de las personas afectadas en busca de seguridad y asistencia, tanto a través de las fronteras internacionales como en el territorio nacional, independientemente de su origen étnico.

ACNUR necesita el apoyo inmediato de los donantes para poder seguir prestando asistencia al creciente número de refugiados. Para colaborar con esta emergencia humanitaria desde Argentina, los invitamos a ingresar en https://donar.fundacionacnur.org/etiopia. También encontrarán más información en sus redes sociales: Instagram @acnurargentina, Facebook Fundación ACNUR  Argentina y Twitter @ACNURargentina.

Sobre el ACNUR 

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, es una organización mundial dedicada a salvar vidas, proteger los derechos y construir un futuro mejor para las personas que se ven obligadas a huir de sus hogares debido a conflictos y persecuciones. Brindamos asistencia para salvar vidas, como alojamiento, alimentos y agua, ayudamos a salvaguardar los derechos humanos fundamentales y desarrollamos soluciones que garantizan que las personas tengan un lugar seguro al que llamar hogar. Trabajamos en más de 130 países y utilizamos nuestra experiencia para proteger y cuidar a millones de personas. 

Sobre Fundación ACNUR Argentina  

La Fundación ACNUR Argentina trabaja para informar y concientizar a la población acerca de las necesidades y retos a los que se enfrentan las personas refugiadas. La organización también recauda fondos para apoyar la labor de ACNUR en todo el mundo y llevar ayuda directa al refugiado y a miles de familias que, forzadas a huir de sus hogares, lo han perdido todo.  

ACNUR se financia enteramente por contribuciones voluntarias a través de donaciones, lo que le permite brindar ayuda sostenida a miles de refugiados en el mundo.

Para más información sobre cómo colaborar, pueden buscarnos en las redes como: ACNUR ARGENTINA o en nuestra web www.fundacionacnur.org también contactarse vía telefónica al 0800-345-2444.