Según datos que ofreció el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), la actividad económica de mayo tuvo un aumento de 13,6% en la comparación interanual.

Pero, el estimador mensual de actividad económica (EMAE) tuvo una variación negativa sin estacionalidad por segunda vez consecutiva (-2%) en comparación con abril y se ubicó apenas 4% por debajo del nivel pre-covid (febrero 2020).

 

De este modo, la actividad económica acumuló un alza de 9,5% en los primeros cinco meses del año. A su vez, la serie tendencia-ciclo presentó una variación negativa de -0,2% respecto al mes anterior.

Hacienda expresó sobre este escenario económico que “esta dinámica es acorde a la situación sanitaria observada desde abril, con incrementos de contagios de COVID-19 y la consecuente implementación de restricciones que tomaron mayor intensidad en la última semana de mayo”.