A través del Jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, la gestión Larreta criticó a Axel Kicillof por los controles que existen en los accesos a Provincia. «Son innecesarios», mencionó el ministro coordinador porteño.

“No sabíamos que iba a pasar esto y lo padecieron muchos ciudadanos. Es una medida a todas luces innecesaria porque en la Ciudad testeamos cada vez más, hacemos 30 mil pruebas por día, llevamos adelante un plan de vacunación en que aplicamos dosis ni bien las recibimos”, dijo en diálogo con radio Mitre.

 

También Miguel indicó que estos controles, que se hicieron en conjunto entre la Policía Bonaerense y el Ministerio de Salud de la Provincia, tomando temperaturas a los conductores de vehículos y solicitando el certificado de circulación, “no debieron ser sorpresivas. Anunciamos las medidas antes para que afecten de la menor manera posible la vida de los ciudadanos, que ya la tienen bastante afectada por la pandemia”.

“Quiero imaginar que no fue pensado contra los porteños, pero hay que preguntárselo a quienes tomaron la decisión. Desde el punto de vista sanitario resulta innecesario”, aseguró y continuó: “Este punto no se discutió. Yo rescato el diálogo que se retomó esta semana, pudimos compartir algunas cuestiones y criterios, tuvimos un conjunto de coincidencias”.

Sobre este tema, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, informó que en los accesos a la provincia de Buenos Aires se realizaron «controles sanitarios» a los automovilistas con el fin de mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

«Lo que estamos haciendo es reforzar los controles sanitarios, sobre todo el fin de semana, porque la verdad es que nos tenemos que mover pura y exclusivamente, o lo menos posible, para ir al trabajo o a las actividades que son estrictamente obligatorias», aseguró al canal Todo Noticias.

El funcionario provincial dijo que «se trata de un refuerzo de los controles en términos de seguridad y sanitarios», dado que a los automovilistas se le piden «los papeles» del vehículo.