La ex gobernadora María Eugenia Vidal volvió a compartir un zoom con militantes y dirigentes de Juntos por el Cambio. En dicho espacio virtual realizado este sábado, aprovechó para pedir «una refundación» del espacio político opositor, afirmó que no hay terceras fuerzas y tuvo algunos guiños para el Frente de Todos.

Los dirigentes de la coalición que se dieron cita fueron los Diputados Nacionales María Lujan Rey e Ignacio Torres, el Diputado bonaerense Sergio Siciliano, el Senador Juan Pablo Allan, y el legislador porteño Gonzalo Straface. También dio el presente el ex titular de Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny.

En el comienzo, Vidal habló de la pandemia: “Nos trae incertidumbre, ya que no sabemos cuándo va a ser el pico. Nuestros intendentes y gobernadores están haciendo una tarea increíble al fortalecer el sistema sanitario. Cuando preguntan: ¿Qué hubiese hecho María Eugenia Vidal? yo les respondo: ´lo mismo que están haciendo nuestros gobernantes´».

Remarcó además que “la crisis económica es consecuencia de las dificultades que traía el país más allá de la pandemia. Muchos argentinos se van a convertir en nuevos pobres y la pandemia aceleró los problemas sociales».

Y se mostró preocupada por la educación: «Sin educación los chicos van a tener menos capacidades, sin la escuela los chicos están a la deriva”. Y agregó: “El desafío de la educación pública es recuperar los aprendizajes no alcanzados e ir a buscar a los chicos que se fueron. Esta es una responsabilidad de todos y lo tenemos que hacer porque realmente nos importa. Debemos ser protagonistas de la salida de la crisis, no solo espectadores”.

Para la ex mandataria, este escenario político solo permite dos fuerzas, con capacidad «para gobernar. Una es Juntos por el Cambio y la otra es el Frente de Todos».

«La oposición somos nosotros, no hay terceras vías. Juntos por el Cambio está unido. Estuvimos unidos como gobierno y ahora como oposición», lanzó y precisó: «Esto es una responsabilidad, tenemos que convivir en la diversidad ya que tenemos electorados diferentes. Es cómodo decir a todo que no y es cómodo decir a todo que sí. Lo difícil y desafiante es saber cuándo decir que no y cuándo decir que sí».

Sobre las diferencias dentro de la alianza, Vidal estableció que «el pensamiento crítico nos da la libertad y la libertad es una condición necesaria para el progreso”.

“Con el 50 % de los votos podés ganar una elección, pero no se puede gobernar, hay que sentarse con los representantes de los que no te votaron. Cuando perdés una elección tenés que escuchar el mensaje, no puede haber soberbia. Yo creo en refundarse”, aseveró.