Este jueves, en el marco de la conmemoración por el 9 de julio, tuvo lugar una “jornada de lucha en defensa de los puestos de trabajo y la intervención del Estado en Vicentín”. Encabezada por el sindicato de Aceiteros y la multisectorial de gremios creada en torno al caso de la agroexportadora, la marcha partió a las 10 desde la plaza San Martín de Rosario.

La movilización a favor de la intervención y estatización de Vicentín es la contracara de la anterior marcha que tuvo lugar en junio pero en contra de que el Estado intervenga en el destino de la empresa.

En diálogo con A Diario (Radio 2), desde Aceiteros, Sergio Díaz, manifestó: “Nos juntamos con la multisectorial para defender los puestos de trabajo de Vicentín. La única solución es la estatización, la propuesta de la Nación o de la Provincia, cualquiera de las dos, pero hay que hacerlo ya, no se puede esperar más”.

El dirigente consideró que “en el mercado agrario cuando pasa esto, cuando hay 1800 productores sin cobrar, eso trae aparejado la pérdida de la confianza, los productores van a dejar de entregar la mercadería”.

Luego, alertó sobre la situación extrema de unos 4 mil trabajadores que tienen en riesgo sus puestos de trabajo y los 1800 productores a la espera de cobrar. “Hay gente que vendió parte de su campo, esto es una cadena”, indicó sobre las consecuencias que tienen todos los involucrados con la firma.

“Nos movilizamos porque queremos que la empresa siga siendo nacional; entendemos que sólo con participación estatal y obrera se puede frenar el vaciamiento; y vamos por la expropiación y el juicio y castigo a los responsables de esta estafa al pueblo argentino”, explicaron en un comunicado.