El Gobierno ya se encuentra analizando crear una agencia metropolitana de Seguridad en medio de un escenario que muestra cruces semanales entre Sabina Frederic y Sergio Berni y el delito en crecimiento.

Según consigna Perfil, existe un borrador del proyecto de ley elaborado por la Casa Rosa que persigue dos objetivos: el primero obviamente es combatir el delito, que aumentó en los últimos meses mientras recrudece la crisis económica; el segundo, terminar con las internas entre las áreas de Seguridad de Provincia, Nación y Ciudad.

 

A su vez, la normativa promete crear una “mesa de coordinación interfuerzas” con planificación y control de resultados cada 90 días con la evolución de un mapa del delito; se unificará y multiplicará la tecnología junto a la profesionalización de fuerzas; habrá Inteligencia Criminal compartida en la lucha contra crimen organizado; y la prevención del delito será concruces interjurisdiccionales y equipos de patrullaje territoriales.

Sergio Massa ya conversó sobre este tema con Frederic, con Axel Kicillof y se reunirá la semana que viene con Diego Santilli, el ministro de Seguridad porteño. Fuentes oficiales destacaron que «la pandemia nos deja como enseñanza que la salud, seguridad, transporte y otras políticas deben ser tomadas de manera unificada en los grandes centros urbano y quedó en claro que más allá de las diferencias políticas el trabajo coordinado es posible”.

En este contexto, la ministra de Seguridad de la Nación, señaló esta semana que los delitos «bajaron mucho al inicio de la cuarentena, de una manera nunca antes vista», y que crecieron en mayo y junio. «Estamos viendo que hay un aumento del delito, pero sobre todo hay un aumento de la violencia. Las dos cosas nos preocupan, pero la violencia mucho más porque es el riesgo de vida», admitió.

Sin embargo, la Ministra sostuvo que se preparan con «un patrullaje habitual, con nuevos operativos, con operativos de refuerzo y dinámicos» y con una fuerza de respuesta inmediata, sobre la que dijo: «Creemos que es un instrumento, una herramienta, que puede contribuir a mejorar la seguridad de los habitantes del Gran Buenos Aires».

En tanto Massa sostuvo en declaraciones públicas: «Tenemos que trabajar para atacar el delito. Así como frente a la pandemia, la mayoría de los argentinos tuvo que quedarse en casa para evitar contagiarse y el Estado puso recursos para compensar su situación, la decisión del Gobierno es poner toda la energía y los recursos para darle combate a la inseguridad».

«Pero tenemos la necesidad de que la Justicia acompañe, porque si la Policía captura, pero la Justicia libera, el esfuerzo que hay es saco roto», continuó Massa.