Coca-Cola celebra 75 años en la Argentina: una historia que comenzó en 1942 con cuatro camiones y quince triciclos de reparto y que hoy genera más de 200.000 puestos de trabajo en toda su cadena de valor, a lo largo de todo el país. Hoy, el Sistema Coca-Cola en Argentina integra cuatro socios embotelladores: Coca-Cola Andina, Arca Continental, Coca-Cola Femsa y Reginald Lee. Juntos atienden todos los días las necesidades de cerca de 363.000 clientes, a los que llegan desde sus 92 centros de distribución distribuidos en todo el país. Además, el Sistema Coca-Cola tiene un gran impacto en las economías regionales: es el principal comprador de jugo de limón, naranjas y pomelos, también adquiere jugos de pera, manzana, uva y durazno y es un cliente fundamental de la industria azucarera y maicera.

Cada año invierte 500 millones de dólares en el NEA, NOA, Litoral, Cuyo, Alto valle y Patagonia, en compras productivas. Además trabaja junto a su cadena de valor promoviendo su desarrollo y expansión a través de alianzas estratégicas con el sector público y la sociedad civil para potenciar el alcance de sus acciones.

Según el estudio de impacto socioeconómico que el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) elaboró para la compañía, el Sistema Coca-Cola contribuyó el año pasado con más de 21mil millones de pesos al PBI Argentino, eso representa el 0,3 % del PBI, si se lo comparara con una provincia sería la 7ma en el ranking de aportes de las economías regionales.

Con motivo del aniversario la Compañía presentó la campaña “Creamos Juntos” en la que se cuentan historias de algunos de los trabajadores que integran la cadena de valor, como un modo de agradecer a todos quienes forman parte del Sistema. Desde un cosechador de limones de Tucumán hasta una almacenera de CABA y un camionero de Salta, las tres historias integran diversas etapas del Sistema de Coca-Cola de Argentina.

“Estos 75 años de historia han sido posibles gracias al trabajo en red de las miles de personas que integramos esta gran familia que es el Sistema Coca-Cola. Cada eslabón de nuestra cadena de valor es fundamental: desde los productores de frutas del Litoral, el NOA, el NEA, el Alto Valle y Cuyo, pasando por los embotelladores y los que transportan nuestras bebidas, hasta los kiosqueros y almaceneros que las venden”, aseguró José María Cagliolo, Gerente General de Coca-Cola para Argentina, Paraguay y Uruguay, y agregó: “Trabajamos con la profunda convicción de que el éxito de nuestro negocio es posible siempre y cuando las comunidades en las que operamos sean prósperas. Por eso ponemos a las personas en el centro de todas nuestras decisiones y renovamos día a día nuestro compromiso de generar una diferencia positiva y duradera en el país. Ese espíritu de trabajo y esfuerzo conjunto que emprendemos todos los días es lo que quisimos compartir en la nueva campaña corporativa que lanzamos hoy: Creamos Juntos”.