A veces el “mundo del vino” parece ser un espacio cerrado, solo para entendidos, en el cual el
simple aficionado o principiante teme entrometerse y siente poca confianza para comenzar a
saber más. Pues bien, finalmente dos personas decidieron escribir algo para todos los que alguna
vez tuvieron curiosidad pero no sabían qué herramienta utilizar para comenzar a pulir sus
conocimientos.

Todo lo que siempre quise saber de vino argentino y nadie se dignó a explicarme es un libro
introductorio para el anónimo moderno que encuentra al mundo del vino muy interesante, pero
que no sabe cómo empezar a aprender, o se siente intimidado por un universo que a veces puede
presumir de ser elitista. A través de preguntas y respuestas específicas, los autores pretenden
invitar al indeciso a dejarse llevar por los entresijos de un universo magnífico, arraigado en la
identidad de la cultura argentina. Sin bodegas, sin etiquetas, sólo los autores con palabras
amigables y un momento de reflexión junto al lector.
Acerca de los autores
Max Ortiz, reconocido sommelier argentino quien ya ha llevado a la sommelierie hasta
prestigiosos hoteles y restaurantes de varios países, es uno de los autores. Emiliano Papalardo,
enófilo autodidacta, gastronómico con kilométros recorridos, prestó servicios en varios puntos de
nuestro país y hoy reside en el Cabo San Lucas desempeñándose como Maitre de un importante
restaurante.
Estos dos amigos, esta vez sorprenden con esta verdadera novedad en la literatura vitivinícola, un
libro de fácil lectura que se encuentra dividido en 5 capítulos, 100 páginas con preguntas y
respuestas especificas que parecen ser el camino ideal para curiosos o gente que quiere empezar a
aprender sobre vinos de manera fácil, clara y sin tecnicismos.