Horacio Guerrico fue el fotógrafo de las tomas que incluyo sesiones con actores y los nuevos modelos de laptops 2 en 1 con procesadores Intel en varias situaciones de uso.