Una propuesta conjunta del Banco de la Nación Argentina, junto a los Ministerios de Agricultura, Ganadería y
Pesca, y de Desarrollo Productivo

Los Ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca, y de Desarrollo Productivo, junto con el
Banco de la Nación Argentina lanzaron una línea de asistencia financiera por $ 500 millones
destinada a microempresas incluidas en el Registro Nacional de Agricultura Familiar (RENAF), a
un plazo de 36 meses, con una tasa de interés de 21% y dos puntos menos –bonificados por el
BNA- para unidades productivas lideradas por mujeres.
"Este beneficio que alcanza a 5000 agricultores familiares inscriptos en el RENAF, apunta a
crear las condiciones necesarias para que cada familia pueda vivir en el lugar que eligió", afirmó
el ministro Luis Basterra, en tanto subrayó el hecho de que "la nueva línea de crédito es un paso
más para fortalecer una política cuyo horizonte es el desarrollo territorial con equidad productiva
y justicia social".
Por su parte, Eduardo Hecker, presidente del BNA, reivindicó el rol de la institución que lidera
como un protagonista relevante para la inclusión financiera de los sectores productivos
históricamente postergados. “Nuestra responsabilidad y compromiso por ser el banco público
más grande del país es ayudar todos los sectores económicos, pero especialmente a las
pequeñas, medianas empresas y a las microempresas, que tienen dificultades para acceder a
créditos accesibles, con tasas y plazos razonables”, remarcó.

A su turno, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo
Merediz, recordó que “desde el gobierno nacional estamos promoviendo un proceso de inclusión
financiera muy importante. Fortalecimos el Fondo de Garantías Argentino (FOGAR) para dar
respuesta a una de las problemáticas más difíciles que enfrentaban las y los productores de la
agricultura familiar, las microempresas y las PyMEs para acceder al crédito: las garantías para el
financiamiento bancario”.
La línea de crédito específica para el segmento de las microempresas alcanza a aquellos
usuarios que presenten certificado PyME y certificado de elegibilidad emitido por el RENAF, en
general, agricultores de la economía familiar. Esto incluye a productores de frutas, verduras,
hortalizas y cultivo de plantas que comercializan su producción en ferias locales y regionales.
El monto máximo a financiar es de hasta $ 100.000, a una tasa subsidiada de 21%, resultado de
los 7 puntos de bonificación a cargo de FONDAGRO. Aquellas microempresas lideradas por
mujeres, contarán con una bonificación adicional del BNA de 2 puntos porcentuales El préstamo
tiene un plazo de 36 meses y cuenta con el aval del 75% a cargo de FOGAR, en tanto para el 25
% restante se requerirá firma de pagaré.
Esta iniciativa apunta a acompañar al segmento de las microempresas con el propósito de
brindar asistencia para que logren estabilidad económica y posibilitar un gradual crecimiento de
la producción. La propuesta contempla especialmente a productores de las provincias de
Tucumán, Santa Fe, Salta, Chaco, Jujuy, San Juan, Santiago del Estero, Formosa, La Pampa,
Mendoza, Misiones y Río Negro.