Máximo Kirchner, el presidente del bloque de diputados del Frente de Todos, presentó un proyecto de ley para limitar el uso de campos incendiados. La iniciativa se produce en momentos en los que varias provincias se ven afectadas por los incendios forestales.

La propuesta de Kirchner busca prohibir por entre 30 y 60 años la venta de terrenos que hayan sido afectados por incendios forestales, con el propósito de evitar que se desarrollen en esos predios emprendimientos inmobiliarios.

 

Hasta el momento, el proyecto es respaldado por legisladores de los interbloques Federal, Unidad y Equidad Federal y reforma la Ley 26.815 del Manejo del Fuego, al incorporarle la prohibición de realizar modificaciones en el uso de las superficies que tenían previo a los incendios provocados o accidentales,

También se determina que, por el término de 60 años, no se podrá cambiar el uso de los bosques nativos o implantados, áreas naturales protegidas y humedales, a fin de garantizar las condiciones para la restauración de las superficies incendiadas, e impone una limitación de 30 años en el caso de que la afectación se produzca en una zona agrícola.

En esos plazos «no se podrán realizar en los bosques naturales o implantados la división, subdivisión, loteo, fraccionamiento o parcelamiento, total o parcial, o cualquier otro emprendimiento inmobiliario, distinto al arrendamiento y venta, de tierras particulares.

Tampoco se podrá «hacer cualquier actividad agrícola que sea distinta al uso y destino que la superficie tuviera al momento del incendio», se sostiene en los fundamentos de la iniciativa .