Por primera vez la final de la Copa Conmebol Libertadores se jugaba en otro continente, lejos de millones de hinchas. Y Gatorade les quiso traer un recuerdo de Madrid: la botellita de Gatorade con la que se hidrataron los jugadores. La comunicación de la campaña se pudo ver en la previa a la transmisión del partido y los hinchas podían participar en real time en redes sociales usando el #LaGatoradeDeLaSuperfinal para ganarse la botellita de sus ídolos.