Es notable cómo el legendario archivo de las grabaciones de Grateful Dead aún tiene la capacidad de sorprender después de tantos años. Como parece, estos archivos tuvieron un as en la manga escondido durante 50 años, esperando el momento perfecto para salir a la luz.

Justo a tiempo para el 50° aniversario de «Workingman’s Dead» se conoce «THE ANGEL’S SHARE», un revelador descubrimiento de más de dos horas y media de tomas de estudio inéditas extraídas de las sesiones de grabación del álbum. Compilada a partir de decenas de carretes de 16 canciones recientemente descubiertas en cajas sin rótulos, la colección incluye tomas de cada canción del álbum, que no fueron escuchadas desde que dejaron el estudio hace 50 años. Bajo la supervisión del administrador del legado de Grateful Dead David Lemieux, el ingeniero Brian Kehew y el archivista Mike Johnson dedicaron muchas horas a la compilación de estas cintas para crear la obra final. 

Las íntimas grabaciones de «THE ANGEL’S SHARE» transportan místicamente a los oyentes al Estudio Pacific High Recordings de San Francisco durante las tres semanas de grabación del álbum, en febrero y marzo de 1970. Se trata de una mezcla de tomas parciales y totales y las interpretaciones están matizadas con conversaciones que hacen que nos sintamos en el estudio con la banda formada por Jerry Garcia, Mickey Hart, Bill Kreutzmann, Phil Lesh, Ron “Pigpen” McKernan y Bob Weir. Los oyentes pueden tener un panorama del proceso de grabación de la banda como nunca antes. Se pueden oír conversaciones sobre ritmos y arreglos, conversaciones entre el estudio y la cabina de control con los productores del álbum, Bob Matthews y Betty Cantor-Jackson, e incluso ruidos de pasos en el estudio.

«WORKINGMAN’S DEAD: THE ANGEL’S SHARE» ya está disponible en las plataformas digitales, algunas semanas después del 50° aniversario de la fecha de lanzamiento original del álbum, el 14 de junio de 1970.

La colección toma su nombre de un término utilizado por los destiladores de whisky. La “parte del ángel” es el porcentaje de whisky que se pierde por evaporación cada año a medida que el líquido se añeja en los barriles de roble.  Al igual que en el proceso de destilación del whisky, hubo ingredientes vitales en la creación de Workingman’s Dead que se perdieron y no llegaron a integrar el álbum final, conformando la propia versión de la banda de la “parte del ángel”. Si no hubiera sido por la buena suerte, estas grabaciones también se hubieran perdido, al igual que esos litros de whisky. En este caso, todos podrán probar una porción de «THE ANGEL’S SHARE».

Hay algunas pocas modificaciones en estas grabaciones, que resultan en un sonido más despojado que pone el foco en el corazón de cada canción. Esto sucede especialmente con muchas tomas instrumentales incluidas en la colección. Por ejemplo, la versión instrumental intensifica la belleza de “High Time” y la alegría de “Uncle John’s Band.”

Casi todas las canciones que grabó la banda para Workingman’s Dead fueron ajustadas en el escenario durante las giras del verano y otoño de 1969. Una excepción es “New Speedway Boogie”, que sólo había sido interpretada en vivo tres veces antes de que se grabara el álbum.  En «THE ANGEL’S SHARE», se puede escuchar cómo la canción se estabiliza en un ritmo constante sobre varias tomas que abarcan casi 30 minutos, como García lo hace notar en forma graciosa a sus compañeros: “Manténgala linda y unida, malditos.”

La mayoría de las canciones de «THE ANGEL’S SHARE» incluyen al menos una toma con letra. En el caso de “Easy Wind” hay varias versiones que muestran a «Pigpen» abriéndose paso a los gritos en este número de blues. Al final de una toma particularmente excelente, se lo puede escuchar decir: “Quiero escuchar esa”. La versión completa de “Casey Jones” que cierra la colección es otro punto destacable. Después de interpretar un par de veces el tema sin voz, la banda suelta una toma con García exclamando fuera de micrófono al final: “¡Del carajo!”.

«THE ANGEL’S SHARE» es un regalo especial a los fans de Dead y combina perfectamente con la Edición Deluxe del 50° Aniversario de Workingman’s Dead que saldrá a la venta el 10 de julio en el formato de 3 CD y digital. La colección es parte de la serie de ediciones de lujo de la banda e incluye una nueva versión remasterizada del álbum además de un show inédito grabado el 21 de febrero de 1971 en el Capitol Theatre.

En Argentina por el momento, sólo estará disponible para reproducción digital.