El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca decidió dejar sin efecto el tope de 30.000 toneladas diarias para el registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) de maíz, al llegar a un acuerdo con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) que asegura el abastecimiento interno del grano.

Desde la cartera que lidera Basterra expresaron que a partir del acuerdo alcanzado con la CAA, se sustituirá «el límite de 30.000 toneladas diarias de exportación por un monitoreo del saldo exportable para llegar al empalme de cosecha sin tensiones, con el compromiso del sector privado».

Los principales puntos del entendimiento:

-Sustituir el límite de 30.000 toneladas diarias de exportación por un monitoreo del saldo exportable para llegar al empalme de cosecha sin tensiones, con el compromiso del sector privado.

-Consensuar un acuerdo de largo plazo con los sectores consumidores y proveedores de maíz, en sintonía con el Programa Nacional Precios Cuidados, que contempla la constitución de un Fideicomiso de larga duración como solución estructural y método de desacople entre el mercado internacional y el de abastecimiento a transformadores de maíz.

-La garantía de la cobranza de los vendedores de maíz en tiempo y forma, lo que impactara en el componente riesgo y, por último, proveer y fomentar la herramienta de Warrant.

En el cónclave estuvieron el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins, el presidente de CIARA-CEC, Gustavo Idígoras, el presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, Roberto Domenech, el coordinador de la Mesa de las Carnes, Dardo Chiesa, y en representación de Coninagro, Elbio Laucirica.