El Banco de la Nación Argentina y el Ministerio de Educación, con el apoyo del
Ministerio de Desarrollo Productivo, lanzaron esta semana una nueva línea de
créditos para que docentes de educación obligatoria y superior no universitaria
que perciben el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), puedan acceder a
computadoras en planes de largo alcance y con una tasa accesible muy inferior a
la de mercado.

La demanda superó el stock que puso a disposición el sector productivo
electrónico destinado a esta línea especialmente pensada para docentes. La
cantidad de equipos inicial fue de 25000 computadoras que se agotaron con los
créditos preacordados en un día.
En las próximas semanas se renovará la disponibilidad de equipos, sosteniendo la
misma tasa subsidiada del 12% y un descuento del 20% en las unidades para que
todas y todos los profesionales de la educación que percibe el FONID puedan
acceder a la línea de crédito.
Como consecuencia de la pandemia COVID 19 se verificaron dos efectos
importantes en el sector informática: un fuerte incremento de la demanda local e
internacional e interrupciones en las cadenas globales de valor como
consecuencia de las políticas de aislamiento en los distintos países. Esta situación
excepcional se vio profundizada por las condiciones de la industria de informática
en nuestro país, que registraba dos años consecutivos de caídas en ventas y
producción.
Al respecto, el Ministro de Educación Nicolás Trotta, destacó: “Cuando
comenzamos con el proyecto, nos encontramos con la dura realidad de que el
sector productivo nacional de la electrónica estaba paralizado y no se encontraba
stock disponible en el país. Frente a esa situación, convocamos a las tres cámaras
del sector y se articuló para que dispongan para el programa el máximo stock
posible a la brevedad, que ascendió a 25 mil computadoras aportando un
descuento del 20% en el precio”.
En la misma línea, el presidente del Banco Nación Argentina (BNA), Eduardo
Hecker, señaló que “es auspiciosa la respuesta que tuvo la línea de crédito entre
los docentes y que desde el Banco trabajamos para articular y crear estos
programas e instrumentos de apoyo fundamentales para los trabajadores de la
educación y de gran impulso para la industria nacional”.
El trabajo entre los Ministerios de Educación y Desarrollo Productivo con las

 Prensa BNA

cámaras del sector privado tanto para la línea de crédito para docentes como para
el Plan Juana Manso permitió establecer una plataforma que ponga en valor a
este entramado productivo, generando casi 500 recontrataciones estimadas de
cara a 2020 y hasta 1200 en los próximos 18 meses. Con objetivos progresivos de
integración nacional de componentes en las computadoras a producir, el éxito
verificado en esta línea para docentes es el puntapié inicial para poner en marcha
las capacidades del sector.
“Este proyecto es un claro ejemplo de cómo las políticas públicas pueden ser
reactivadoras de la economía: el Ministerio de Educación genera una demanda, el
Banco Nación crea las condiciones financieras para facilitar el acceso y el
Ministerio de Producción junto a la Industria Argentina responde, poniéndose en
marcha de forma ágil luego de cuatro años de estancamiento”, expresaron en un
comunicado las Cámaras del sector.
“Desde el Nación estamos trabajando para darle continuidad al programa crediticio
y que se amplíe el cupo para que todos los docentes puedan acceder al
equipamiento informático imprescindible para la educación en esta etapa de
pandemia”, concluyó Hecker.