El Gobierno de la Ciudad, a través del Boletín Oficial, oficializó el incremento de la tarifa del taxi a partir de este sábado, la primera de una serie de ajustes que incluirá el boleto del subte, el estacionamiento medido y la VTV.

El taxi aumenta un 20% pero no será la única suba: en abril vuelve a tener un alza del 20%. El decreto indica que «se observó una desactualización de la tarifa generada por los incrementos en los insumos y costos involucrados, lo cual repercute negativamente en la ecuación económica financiera de la actividad, elevando los costos y reduciendo tanto la calidad como la rentabilidad del servicio».

Desde Uspallata defienden el alza ya que, argumentan, que «se detectó un atraso en las tarifas diurnas y nocturnas actualmente vigentes del servicio público en cuestión», que señalaron que «el último aumento en el valor de la ficha de taxis fue en febrero de 2020, desde entonces el GNC aumentó 32%».

De este modo, el costo de la ficha diurna pasará de $5,95 a $7,10, la nocturna irá a $ 8,50 y la bajada de bandera a $71; mientras que para la segunda etapa, que regirá desde el 24 de abril, la ficha diurna tendrá un costo de $8,50, la nocturna $10,20 y la bajada de bandera $85.

Los aumentos que siguen

El subte se va a $ 25,50, en marzo, y luego a $ 30 en abril o mayo. También se incrementará el boleto del Premetro, que primero pasará de $ 7,50 a $ 9,10 y después a $ 10,70.

En el caso de la Verificación Técnica Vehicular (VTV), el trámite aumentará un 45%, por lo que los autos pasarán a pagar $ 2.665 en lugar de $ 1.838. Las motos, en tanto, abonarán $ 1.002 en vez de $ 691.

En cuanto al estacionamiento medido, el valor de la hora se duplicará: saltará de $ 15 a $ 30. Hace un año y medio que no se ajustaba ese monto. Por la pandemia, el estacionamiento sigue operando como si fuera un domingo. Por eso, la nueva tarifa regirá ni bien vuelva a estar vigente el estacionamiento medido.

“El Gobierno de la Ciudad aumenta una vez más la tarifa del subte de manera injustificada. No sólo no hay razones para aplicar el aumento que impulsa Larreta, sino que además el incremento está basado en cálculos que no corresponden porque incluyen en el cálculo de costos que presentan para justificar la suba las inversiones y los impuestos que en realidad deben estar a cargo de la empresa concesionaria. Una vez más, intentan confundir a la gente mezclando los números para argumentar falsamente la suba del pasaje. Pero en realidad lo único que quieren es transferir recursos desde los bolsillos de los usuarios a los empresarios del Grupo Roggio – Metrovías que tienen la concesión del subte hace 26 años y en todo este tiempo no han hecho nada por mejorar el servicio. Por eso, proponemos que sea el Estado el que gestione directamente el transporte subterráneo para anteponer el interés de los usuarios y terminar con el lucro económico de un privado”», apuntó Santiago Roberto, legislador del Frente de Todos.