Este miércoles el ministro de Salud porteño Fernán Quirós ratificó que el ciclo lectivo 2021 comenzará el 17 de febrero en la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de que nos encontramos en un nuevo pico de contagios de coronavirus. “El daño en los niños por no tener presencialidad es muy alto”, remarcó.

“No es un tema nuestro, es un tema de conocimiento universal. La contagiosidad de los niños a los adultos es bien inferior a la contagiosidad promedio de esta enfermedad”, justificó el titular de la cartera sanitaria. Y aseguró que la Ciudad planea reforzar las medidas de seguridad para “iniciar las clases con la mayor presencialidad posible”. A pesar de ello, reconoció que “en esta enfermedad es muy difícil predecir de acá a muchas semanas por adelante”.

La propuesta de comenzar las clases en febrero ya fue rechazada por gremios docentes de la Ciudad como UTE-Ctera y Ademys, que afirman que la propuesta oficial no cuenta con el consenso de ningún sector educativo.

En el reporte epidemiológico, Quirós reconoció que se registraron 1.522 nuevos casos y 24 muertos por coronavirus en las últimas 24 horas en la ciudad de Buenos Aires, lo que lleva la cifra total de contagiados a 188.613 y a 6.016 el de fallecidos desde el inicio de la epidemia. La ocupación de camas de terapia intensiva es de 31,1%.