Cablevisión Flow presenta “Bunker”, la segunda pieza de su última campaña “Spoiler Land”, desarrollada por la agencia Don. En el primer comercial, de tono humorístico, se invitaba a los jóvenes a bajarse la app de Flow para protegerse de los spoilers, ya que la misma permite ver series y películas en todos los dispositivos y desde cualquier lugar. Y en este segundo capítulo, los protagonistas siguen intentando por todos los medios defenderse de su enemigo natural: los spoilers. Un joven protagonista que presenta a la audiencia el refugio ideal, un espacio totalmente seguro e impenetrable, equipado con todo lo necesario para resistir a cualquier tipo de ataque spoiler. Sin embargo, la amenaza de que nos anticipen inoportunamente nuestros contenidos preferidos siempre está latente.

El racional de la campaña de Flow, que concluye con este capítulo, parte del deseo colectivo de compartir nuestra opinión cada vez que descubrimos una gran película o serie, y existe una fantasía colectiva sobre ser los primeros en contarlo y si no somos los primeros, al menos estar siempre al día en las conversaciones. Así es como surgen los spoilers, los que lo vieron primero y cuentan ese capítulo que nos falta. La campaña está dirigida no solamente a los jóvenes, los más propensos a consumir series y películas en diferentes plataformas, sino a personas de todas las edades que se apasionan y van adoptando nuevas formas de ver contenidos.