Una unidad móvil totalmente equipada con cuatro puestos de atención al público y dos consultorios médicos para poder atender las consultas de los trabajadores ante un accidente o enfermedad profesional, continúa durante 2018 recorriendo las zonas de mayor movimiento de trámites. Con esta acción se busca mejorar la calidad y los tiempos de atención, una mayor proximidad y accesibilidad al organismo y en especial, mejorar la experiencia de los usuarios del sistema. La implementación de estas unidades móviles en puntos neurálgicos del conurbano bonaerense (hasta hoy estuvieron en 3 de febrero, Quilmes, Pilar, Florencio Varela, Moron, San Fernando y Ezeiza), forma parte de un programa de fortalecimiento y descentralización de las Comisiones Médicas, puesto en marcha por la Superintendencia desde el inicio de la gestión.