“A nadie se le ocurriría invitar a tomar un helado a su pareja para decirle que la relación se terminó. Podés hacerlo tomando un café, nunca un helado”, comentaron desde la agencia.