El Comité Nobel Noruego aceptó la propuesta de un grupo de diputados de Bolivia para que el presidente Alberto Fernández sea uno de los candidatos al Premio Nobel de la Paz por su “actitud decidida y valiente que permitió salvar la vida” del ex mandatario Evo Morales y sus colaboradores tras el golpe de Estado de noviembre de 2019.

Luego de la nominación, Alberto mantuvo este sábado una videoconferencia con el ex presidente boliviano, el senador Leonardo Loza y el diputado Gualberto Arispe Maita, legisladores que promovieron la iniciativa junto a sus pares Santos Mamani Espinoza y Grobert Nogales Grageda, todos del Movimiento al Socialismo (MAS). Durante la charla, el mandatario argentino ratificó: “Haría mil veces lo mismo, Sólo hice lo que un hombre de bien y democrático debe hacer”.

“Si en algún momento sentí que cumplí una tarea, fue cuando te abracé en el puente y volviste a tu tierra, en ese momento vi que cumplimos el objetivo. El único mérito mío fue cuidar a alguien tan querido por los bolivianos y ayudar en lo que pueda a que la democracia vuelva”, agregó.

Evo, por su parte, manifestó: “Lo que usted hizo por Bolivia, por la democracia, por mi vida es algo inédito, algo único en el mundo. Después de que retorné algunos dirigentes me preguntaban cómo podemos agradecerle, ese era el sentimiento generalizado y así surgió la idea de presentarlo como candidato al premio Nobel de la Paz”. Además, remarcó que durante los 11 meses que residió en Argentina “me sentí como en casa, la solidaridad y el cariño de todos los argentinos”.