Este viernes el Presidente Alberto Fernández encabezó el acto de presentación de obras en el hospital de la Policía Federal Churruca Visca, en la Ciudad de Buenos Aires. 

El mandatario también entregó diez ambulancias de última generación al nosocomio, cinco de ellas de alta complejidad y se refirió a la continuidad del aislamiento social, que continuará con restricciones en el interior.

«Estamos en un tiempo en que la responsabilidad social tiene mucho que ver pero también la responsabilidad política de los que gobernamos, por eso hoy a la tarde dictaremos un decreto de necesidad y urgencia, como hacemos habitualmente, donde vamos a profundizar las medidas de distanciamiento para evitar el contacto entre nosotros», dijo el Presidente.

«Es una enfermedad que si uno respeta el distanciamiento y si uno se queda en su casa las que se propague es mínimo», insistió el presidente en una nueva apelación a «cada ciudadano a cuidarse y cuidarnos a todos» para frenar la propagación de la pandemia, en un momento que advirtió «estamos en una meseta en el AMBA» pero «necesitamos que los contagios bajen». Además advirtió que va a «profundizar las medidas de distanciamiento» social obligatorio «donde haga falta».

En ese marco, apuntó que ayer se reunió con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y con Kicillof, y que hoy hizo lo mismo «con otros gobernadores, entre ellos la de Río Negro, Arabela Carreras y pidió que «todos entendamos que por más que se pueda ir a tomar una cerveza en una vereda o comer en una vereda, hay que entender que el riesgo está y que tenemos que cuidarnos mucho».

«Estamos todos deseosos de volver a la vida normal pero tenemos que cuidarnos mucho porque estamos muy lejos de resolver el problema», advirtió.

Entre las obras presentadas se cuentan la refuncionalización del sector de Unidad de Cirugía y Cuidados Intensivos del Churruca. Dos unidades de internación de Cuidados Intensivos e Intermedios fueron equipadas con tecnología y equipamiento de alta complejidad, aportando equipamiento también para los dos quirófanos integrados y locales complementarios.

Según se informó, la inversión oficial para proveer los nuevos vehículos al hospital policial superó los 89 millones de pesos. Fuentes oficiales destacaron que “este nuevo equipamiento para el sanatorio de las fuerzas de seguridad permitirá, entre otras cosas, la atención de varios pacientes en simultáneo ante eventos trágicos”. “Las mejoras en la Unidad de Cuidados Intensivos y Cirugía permitirán ampliar de forma significativa la capacidad de respuesta ante la pandemia de Covid-19”, explicó.

La presentación de Fernández en territorio porteño es particularmente significativa en el marco de la disputa con la administración local derivada de la decisión de Nación de recortar más de dos puntos de la coparticipación que recibía la Capital Federal, por la que este viernes el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta recurrió a la Corte Suprema. Parte de los argumentos del Ejecutivo Nacional para justificar el recorte destacan los millonarios aportes en fondos y obras que se siguen aportando para la Ciudad en distintos ámbitos.

En relación con los salarios policiales, Fernández manifestó: «Sé que durante muchos años no fueron bien tratados, así como las fuerzas armadas y la administración pública nacional. Ha llegado la hora de empezar a poner en orden sus salarios». Al respecto, anticipó: «Ya he dado la orden de que empecemos a regularizar los ingresos de los oficiales y suboficiales de las Fuerzas de Seguridad para que en un tiempo no mayor a 18 meses todos los ingresos que son no remunerativos y no contributivos, se blanqueen».

El gesto presidencial hacia las fuerzas federales, aportándoles infraestructura y la promesa de una recomposición salarial, no puede ser leído sin tomar en cuenta el reciente reclamo de la Policía Bonaerense, el hecho puntual que aceleró la decisión de quitarle coparticipación a la Ciudad.

Después de la presentación presidencial en las obras del hospital policial, el Gobierno haría público desde redes sociales el aviso de extensión de la cuarentena por coronavirus durante otras tres semanas para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), tal cual lo acordado en la reunión que mantuvieron este jueves Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.